28 de octubre de 2021. | Nº de edición: 267

El PIT-CNT gana la calle nuevamente y se posiciona ante la firma de un TLC con China

Por Leopoldo Sosa, columnista de Latam Gremial.

Esta semana la mayor central de trabajadores del Uruguay, PIT-CNT, tuvo la oportunidad de «mostrar el músculo» por tercera vez desde que gobierna Luis Lacalle Pou con una movilización masiva. Los motivos para ocupar la escena pública le sobran. Entre los primeros, hay que recordar que, es temporada de revisar el presupuesto.

Analizando la coyuntura laboral, el desempleo en julio alcanzó el 10,4% y en Montevideo trepa al 11,3%, mientras que, el poder de compra real retrocedió un 1,4% aprox. en los últimos 12 meses. La pandemia se habría cobrado alrededor de 60 mil puestos de trabajo, con lo que, la cantidad de desocupados se ubicaría en 184 mil personas.

Si bien las cifras son altas, lo que más preocupa a los sindicatos, son las medidas tomadas por el gobierno que son calificadas como de ajuste y neoliberales. En relación con esto último, en sendos comunicados, la central denuncia que el gobierno lleva adelante un plan de privatizaciones de las empresas del Estado.

Estas acciones se manifiestan «en la aceleración de la entrega de Antel, el puerto y Ancap al gran capital trasnacional”, en referencia a las estatales que controlan el petróleo, los combustibles, y a la empresa de telecomunicaciones. Está última muestra fallas en el servicio, las que son señaladas como actos deliberados para justificar su venta.

Sobre el puerto, también vale decir que el gobierno extendió la concesión del Puerto de Montevideo por 50 años a una empresa belga que continuará operando la terminal de contenedores. La extensión del plazo se realizó diez años antes que venciera la actual concesión.

Cabe recordar que, frente a estos posicionamientos que tienen una fuerte carga ideológica, el PIT- CNT junto al Frente Amplio juntaron firmas suficientes para convocar a un referéndum para la derogación de 135 de los 476 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC), el máximo andamiaje jurídico de la gestión de gobierno. Las firmas ya están entregadas y la votación tendría lugar a mediados del año que viene.

Hasta aquí no hay más que la agenda que se imponía desde principios del 2021 pero en julio el gobierno anunció que ampliaría sus acuerdos comerciales por fuera del Mercosur. Rápidamente se instaló la idea de un Tratado de Libre Comercio con China, y los sindicatos comenzaron a analizar el impacto que esto tendría.

Esta misma semana y en el marco de la masiva movilización desde la central se hicieron escuchar las preocupaciones y propuestas.  Desde el Pit-CNT se propondrá la creación de un ámbito tripartito para tratar el TLC con China. Marcelo Abdala expresó a la prensa que “un elemento de preocupación es la enorme asimetría que existe entre la economía de América Latina y la de China, y en particular en un país tan pequeño como el nuestro”.

“Voy a proponer en el PIT-CNT que al gobierno se le proponga, a los efectos de la inserción internacional del país, que se desarrolle un ámbito tripartito para estudiar rigurosamente, estas y otras cuestiones que hacen a la inserción internacional del país”, dijo Al diario El País.

“Para nosotros un Tratado de Libre Comercio no es un sinónimo mecánico de trabajo, de calidad, ni de desarrollo, porque cuando dos países tienen estructuras productivas tan disímiles, muchas veces los TLC lo que hacen es exacerbar esas diferencias. Lo que puede ser muy bueno para los agronegocios o para la exportación de commodities y productos intensos en recursos naturales, puede ser letal para sectores con más valor agregado, para la industria manufacturera o para campos de desarrollo que requieren otras políticas”, señaló el dirigente sindical.

Por último, vale repasar el impacto político del paro y la movilización. Cabe aclarar que la misma incluyó varios ómnibus que viajaron desde el interior, como así también muchos trabajadores rurales que se desplazaron a caballo.

La medida fue convocada contra la «aplicación de un programa antiobrero y antipopular» del gobierno de Lacalle Pou. Lo que le valió de parte de la presidencia, de calificar a la medida como injustificada desde lo gremial y que solo busca beneficiar al Frente Amplio.

Sobre estas acusaciones, los diferentes reafirman el carácter político y clasista de las medidas de fuerza. El presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, finalizado el acto expresó: «Sí, es una movilización política, es contra la política de trabajo, contra la política salarial, contra la política impulsada en la LUC. ¿Que el paro es político? Es profundamente político. Distinto es decir partidario. Acá hay hombres de todos los partidos políticos expresándose contra políticas del gobierno».

Cómo colofón a la discusión sobre el carácter político de la medida, Pereira anunció este jueves, que aceptó la propuesta de varios sectores, principalmente, el liderado por el expresidente José Mujica, aceptando ser candidato para presidir la coalición de izquierdas Frente Amplio (FA), partido que gobernó en ese país entre 2005 y 2020.

LATAM GREMIAL
LATAM GREMIALhttps://latamgremial.com/
Toda la información actualizada sobre paritarias, legislación laboral y medidas de fuerza. Las novedades más importantes sobre el sindicalismo argentino e internacional.
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -
- Advertisement -

También te puede interesar